Tours a las pirámides Mayas de Chichén Itzá

Chichén Itzá, palabra que deriva del vocabulario maya, el cual su significado es “Boca del pozo de los Itzáes”.

Aunque toda la ciudad es de gran importancia, su monumento de mayor importancia es la pirámide principal llamada “El castillo” o “Templo de Kukulcán” que junto al “Templo de los Guerreros” y las “1000 columnas” entre ellas, hacen de esta ciudad una de las declaradas 7 maravillas del mundo.

También existe un cenote sagrado maya cerca de la gran pirámide, donde se realizaban sacrificios en nombre de los dioses, enviando a sus habitantes al inframundo según su creencia.

En su época de pleno auge y resplendor, la ciudad de Chichén Itzá llego a medir 25 km2 y su población albergaba aproximadamente entre 50.000 y 100.000 habitantes dependiendo de las épocas del año.

Fueron los conquistadores españoles Francisco de Montejo y el franciscano Diego de Alanda quienes pisaron por primera vez esta ciudad maya, dando detalles de ella al completo sobre el descubrimiento que suponía para el reino de España en aquel entonces.

La titánica pirámide de Chichén Itzá llamada y conocida como “El Castillo” o “Templo de Kukulcán” fue y es el monumento más famoso e importante de la época y arquitectura maya. La pirámide consta de cuatro caras que realzan esta obra maestra de base cuadrada. Las dimensiones de sus cuatro costados son exactamente de 55,3 metros de anchura cada lado, y su altura es de 24 metros.

La pirámide cuenta con 91 escalones por cada lado y 1 más añadido donde se llega al templo que está situado arriba del todo, así pues sumando todos los escalones de la pirámide dan un número total de 365, igual que los días del año.

En la base de la escalera de la cara norte se construyeron dos grandes cabezas de serpiente con plumas, las cuales fueron bautizadas por los mayas como serpientes de Kukulcán, representando al mismo dios Kukulcán, uno de los tres dioses que creían que formaron la tierra.

En la cara norte de la pirámide, es justamente donde ocurre el fenómeno de juegos entre luz y sombra el cual únicamente entre los días 21 y 22 de marzo (EQUINOCCIO DE PRIMAVERA) y 21 y 22 de septiembre (EQUINOCCIO DE OTOÑO) se puede ver reflejada en todo su esplendor la serpiente de Kukulcán, al reflejar el sol de mediodía, la sombra que forman conjuntamente los escalones de la pirámide terminando en las cabezas de serpiente de su base, formando así, la serpiente al completo. Este fenómeno representaba la bajada del dios Kukulcán a la tierra dando por iniciada la llegada de la época de lluvias y por consecuencia el comienzo de la temporada de siembra y cultivo principalmente de maíz, alimento básico y primordial de su alimentación.

También los efectos de sonido que se producen al palmear justo en el centro de la escalera de cualquier costado de la pirámide, es cuanto menos curioso y de gran enigma.

Es indudable el gran conocimiento astronómico que tenía la antigua civilización maya, que aplicado a su impresionante arquitectura consiguieron con tal proeza en aquellos tiempos, este fenómeno astroarquitectónico que hoy nosotros vemos como un espectáculo, y que para ellos era una ofrenda religiosa al dios Kukulcán, el cual supuestamente los premiaba en esas exactas fechas con el indispensable inicio de la temporada de lluvias vital para su subsistencia.

Si vienes a la Riviera Maya, no puedes perderte esta salida a la pirámide de Chichén Itzá y estar delante contemplando esta auténtica obra maestra del ser humano de gran valor debido a los pocos medios con los que se contaban entonces, en la cual también te esperan asombrosos fenómenos acústicos y otras sorpresas más que te dejarán sin aliento.

En nuestras carta de excursiones en Riviera Maya podrás descubrir, visitar y sentir esta experiencia que no puedes perderte de la mano de un guía experto en arqueología e história que te descifrará todos los secretos de esta auténtica maravilla.

Deja un comentario